Financiamiento para pymes: Conociendo el renting

Rate this post

Parece estar bastante en boga y es una forma de financiamiento ampliamente usada por pequeñas y medianas empresas; distinta al factoring y el leasing. Se trata del renting, un contrato de arriendo de bienes muebles con una determinada duración, generalmente un año, donde se pacta una cuota mensual, trimestral o anual fija durante el periodo acordado.

Principales beneficios
La principal ventaja de este tipo de financiamiento es que permite disponer del uso de un bien sin aumentar el nivel de endeudamiento de la empresa y evita tener que adquirirlo completamente si es que no se cuenta con los recursos necesarios.
La empresa se ahorra gastos administrativos y tiempo, ya que dentro de la cuota mensual que debe pagar se incluyen los impuestos, mantenimiento y seguro, simplificando además la gestión.
Si la compañía necesita constantemente renovarse, el renting es particularmente útil porque puede adquirir un bien por determinado tiempo y cambiarlo rápidamente por otro cuando la innovación tecnológica así lo mande. De este modo, la adaptación a los cambios se hace de manera eficaz y segura. renting
Además se puede terminar el contrato en cuanto la empresa ya no desee seguir utilizando ese bien, pudiendo comunicarlo al arrendador para que se lo reemplace.
No se considera una deuda, por lo que permite mantener en buena forma los números de la empresa y facilitar la obtención de créditos.
No hay que contabilizar la amortización, ya que el bien utilizado no es propiedad de la empresa ni se encuentra en el balance.

Algunas consideraciones
Pero como no todo lo que brilla es oro, el renting también tiene algunas desventajas, sobre todo si se cometen algunos errores. Por ejemplo, firmar un contrato superior a la vida útil del bien.
Además, el renting no considera la opción de compra al final del contrato, que es la principal diferencia con el leasing.

 

, , ,

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes