¿Qué es la factura cedible?

Rate this post

Casi todas las empresas del país ya cuentan con el sistema de facturas electrónicas de acuerdo a la Ley 20727 de 2014. De ese modo, el objetivo se está cumpliendo según las estadísticas del SII o Servicio de Impuestos Internos, pues en 2017 se inscribieron aproximadamente un 24% más de empresas con factura electrónica que en 2016. Sin embargo, en cuanto a la gestión e implantación del nuevo sistema aún existen muchas dudas. Por ejemplo, mucha gente aún desconoce: qué es la factura cedible, cuál es la copia que se ha de entregar al cliente y quién se queda con la factura original.

¿Quién se queda con la factura original?

En la facturación electrónica, la factura original se ha de entregar al comprador, mientras que el duplicado debe quedarse en poder del vendedor a efectos fiscales. En cuanto al triplicado, ésta copia también es entregada al comprador para su control tributario. La factura cedible o cuadruplicado se quedará a manos del vendedor para poder enviarla a cesión, en caso de que sea necesario.

La cesión de facturas se refiere al traspaso del valor o suma total del documento en cuestión a un tercero. Normalmente, este sistema suele utilizarse en operaciones de factoring con ánimo de obtener liquidez de forma más inmediata, sin que sea necesario esperar a la fecha de vencimiento. Esta norma está regulada por la ley 19.783.

Naturalmente, a la hora de ceder un documento, éste debe cumplir unos requisitos determinados. Además, para hacerlo es necesario que el emisor lo inscriba en el Registro Electrónico de Transferencia de Créditos del SII. Una vez ingresado en el sistema, se informará debidamente al comprador acerca de la operación efectuada.

De esa forma, el comprador debe hacer entrega al cliente, no solo de la factura original sino de la tercera copia, también llamada triplicado para el Control Tributario. Esta copia no sirve para el crédito fiscal, algo que también sucede con respecto a la cuarta copia o factura cedible, que solo sirve a efectos de cesión.

Suele suceder que algunos clientes piden esta última copia a la hora de llevar a cabo el pago. Sin embargo, esto no es posible, pues solo es para el vendedor. De hecho, no existe ninguna normativa al respecto que exija que el comprador deba cederla al cliente.

Las transacciones originadas entre contribuyentes han de ser respaldadas mediante el sistema de factura en línea. Si no se otorgan los documentos pertinentes, es considerado una falta grave por el SII, lo que equivale a una multa del 300% sobre el valor de la compra u operación.

Requisitos de facturación

Las facturas electrónicas no dejan de ser documentos que reflejan fehacientemente cualquier operación comercial, de ahí que sean imprescindibles en cualquier transacción. Por lo tanto, es necesario un soporte o sistema efectivo para llevar la gestión contable de un negocio. Tanto el comprador como el vendedor han de poseer los documentos pertinentes para llevar una contabilidad fidedigna, que controle los resultados del negocio o facilite al máximo la toma de decisiones.

AFPA la hora de generar las copias de las facturas en cada transacción, existen diferentes software de facturación automatizados que se encargan de facilitar este proceso. En el mercado hay varias opciones, tan solo hay que escoger la más adecuada. Sea como sea, su función es simplificarlo todo y ofrecer un soporte técnico para solventar cualquier duda o necesidad. De ese modo, a la hora de utilizar estos sistemas, basta con añadir los datos que va pidiendo el programa y el sistema se encargará de todo lo demás.

Como ya hemos mencionado existen diferentes tipos de factura como es el caso de la factura cedible. Ahora bien, a través del documento tributario electrónico, también llamado DTE, se legalizan las ventas y compras de todos los productos y servicios, siendo fundamental a la hora de declarar y pagar el correspondiente IVA.

La Ley establece su uso obligatorio, independientemente del sistema utilizado. Los requisitos técnicos en la emisión de la factura electrónica dependerán del software utilizado. En cuanto al Sistema de Facturación gratuito con el que cuenta el SII, el usuario deberá disponer de un PC con acceso a Internet, así como estar en posesión de un certificado digital y, en todo caso, una impresora.

En la factura electrónica se ha de identificar al comprador y mencionar con detalle todos los artículos o bienes que han formado parte en la transacción, así como la forma de pago y el valor final. Si bien, lo que es más importante es la expedición de la factura original, así como tres copias (duplicado, triplicado y cuadruplicado o factura cedible).

 

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes