¿Qué son los capturadores de datos y cómo sacarles provecho para mi negocio?

Rate this post

Agilizar y hacer más fáciles todos los procesos dentro de una empresa puede traer enormes beneficios. El uso de herramientas, estrategias y tecnologías que simplifiquen el mayor número de tareas y aumenten la productividad, en lugar de opción, hoy en día pueden considerarse una verdadera necesidad para cualquier compañía que se precie. Entre las diferentes opciones disponibles, el uso de capturadores de datos resulta sumamente sencillo, eficaz y no genera un costo excesivo.

Conociendo los capturadores de datos

Se entiende por capturadores de datos a los distintos dispositivos empleados para la captura y digitalización de la información, lo que en un entorno productivo se traduce, casi siempre, en códigos de productos, precios, nombres y otros parámetros que dependerán de la empresa de la que se hable. Resultan sumamente útiles para agilizar procesos como una toma de inventario y revisión de stock, por lo que estos dos representan sus principales usos.

Su uso reemplaza a los muy falibles procesos con lápiz y papel o a tener que estar introduciendo la información en una oficina cuyos equipos de cómputo no pueden desplazarse a las áreas de una empresa en la que se les requiera. Sirven también para controlar activos de un negocio, registrar y llevar un control de las horas de ingreso y salida de personal o vehículos, y muchas opciones más, dependiendo del modelo.

Los capturadores de datos, también conocidos como terminales portátiles, por lo tanto, son dispositivos móviles que cubren la necesidad de capturar y registrar datos en lugares alejados de un centro de cómputo. Casi siempre se trata de dispositivos operados mediante baterías desechables, aunque también existen con baterías recargables y unos pocos que pueden ser conectados directamente a un tomacorriente.

Su uso hace que los errores de conteo y captura sean cosa del pasado. Comúnmente, los capturadores de datos cuentan con un lector de código de barras, así como un teclado alfanumérico, lo cual permite la introducción de datos ya sea de forma manual, o con la sencilla lectura de uno de estos códigos. La capacidad de almacenamiento varía dependiendo del modelo, pudiendo encontrarse en versiones de, por ejemplo, 128 MB, 256 MB, 512 MB, 1 GB o incluso más. En esencia, podría decirse que cumplen una función parecida a las tarjetas perforadoras de antaño.

Cuentan con un pequeño y sencillo ordenador integrado, capaz de gestionar datos, además de almacenarlos. Los datos almacenados en los capturadores de datos pueden ser enviados a un centro de cómputo y así agregados a una base datos, ser gestionados, impresos, enviados por correo electrónico o un amplio etcétera, todo ello, por lo general, a través de una red inalámbrica. También es posible imprimir directamente la información sin usar a una computadora como intermediario.

Existen una gran cantidad y variedad de capturadores de datos en el mercado, pero una característica en común es su construcción. Estos son dispositivos orientados al trabajo, por lo que son muy resistentes, soportan caídas sin ningún problema así como ambientes con temperaturas elevadas o sol implacable.

Los capturadores de datos son dispositivos, versátiles, útiles y fáciles de transportar, capaces de capturar, gestionar y enviar información en tiempo real. Son, por lo tanto, una excelente manera de sistematizar procesos y aumentar la productividad, algo esencial en estos tiempos en las que las exigencias del mercado están siempre en aumento

,

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes