¿Qué es y cómo utilizar un pantógrafo?

Rate this post

pantografos

Quizás lo más probable es que nunca hayas escuchado, qué es un pantógrafo. Pues bien, un pantógrafo es un aparato sencillo, a veces con la forma de tres diamantes y otras con la forma de un paralelogramo que es ocupado para hacer copias de imágenes, lo que incluye sin duda, ampliar o reducir la imagen. A través de la historia estos aparatos ya han sido ocupados para reducir duplicados de obras. Por ejemplo, Leonardo Da Vinci utilizaba pantógrafos para copiar dibujos a lienzos. De hecho aún son ocupados en algunas áreas creativas. Si quieres saber cómo ocupar uno, entonces observa lo siguiente:

  1. Fijar el punto de anclaje a la superficie: El anclaje es la punta del pantógrafo que está en el lado opuesto del lado del lápiz. La mayoría de los pantógrafos tienen un agujero en el punto de anclaje para asegurar. Si estás sobre un bloque de madera, puedes asegurar este punto con una tachuela o clavo.

  2. Coloca la imagen que deseas agrandar debajo del puntero: El puntero es el punto triangular que se encuentra entre el punto del lápiz y el punto de anclaje, allí hay un pequeño agujero en la unta que puedes ver dentro. Sitúa este agujero directamente sobre el centro de la imagen que quieres copiar y únela con cinta adhesiva en su lugar.

  3. Posiciona la hoja blanca de papel, debajo del lápiz. Esta debe ser puesta de tal forma que el lápiz esté en el centro de la hoja.

  4. Presiona el lápiz: Debe ser suave. Si pones mucha presión, tal vez el pantógrafo se mueva, lo que provocará que la copia no sirva.

  5. Mueve el lápiz, mientras mira el puntero: El pantógrafo está diseñado de tal forma, que si se mueve el lápiz, el puntero también se moverá. Esto permite trazar la imagen viendo el dibujo original, mientras el puntero se mueve sobre él. Se requiere de una mano firme, pero dicen por ahí, que la práctica hace al maestro.

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes