8 beneficios de la terapia ocupacional en niños

Rate this post

terapia-ocupacionalLa terapia ocupacional tiene diferentes objetivos según el tipo de persona que acceda a ella, en términos generales esta disciplina tiene como objetivo el mejorar y facilitar la interacción de las personas en sociedad para que éstas enfrenten de buena manera las diferentes situaciones que se dan en su vida cotidiana, tanto en el aspecto familiar como laboral. En los más pequeños el objetivo no es muy diferente, aunque puede tener muchísimos más beneficios de los que nos imaginamos.

El principal beneficio de la terapia ocupacional en los niños es que les ayuda a desarrollarse, recuperarse y mantener habilidades que les son útiles en el normal desarrollo de su vida cotidiana. El terapeuta no necesariamente se requiere para combatir algún problema puntual del menor, éste puede simplemente ayudar a mejorar habilidades que el niño sí posee pero que no ha sabido canalizar en su vida diaria.

Son bastante conocidos los beneficios más evidentes de la terapia ocupacional, entre ellos se destaca el desarrollo de la capacidad de independencia en los niños, ellos aprenden a resolver individualmente algunas situaciones propias de la vida cotidiana y potencian sus habilidades psicomotoras para hacer cosas tan cotidianas como cepillarse el cabello, comer y vestirse.

A continuación te comentamos los 8 beneficios menos evidentes de la terapia ocupacional:

  • Las intervenciones ayudan al pequeño a responder correctamente a la información que le llega a través de los sentidos. La intervención puede incluir actividades del desarrollo, integración sensorial o procesamiento sensorial y actividades lúdicas.
  • Facilitan actividades lúdicas que eduquen y ayuden al menor a interactuar y comunicarse con los demás.
  • Reducir barreras ambientales que limitan la participación del niño en diversos tipos de actividades  tales como eventos familiares, comunitarios y educacionales.
  • Identificar dispositivos tecnológicos de apoyo necesarios.
  • Preparar al niño y su núcleo familiar más cercano para enfrentar cambios que se pueden dar en los roles y rutinas que cumplen.
  • Entrega conocimientos a las familias y entorno educativo del niño respecto de  las necesidades que éste puede tener.
  • Mejorar el desarrollo de habilidades sociales yen contexto de eventos recreativos que se desarrollan en el ambiente escolar.
  • Intervenir espacios, como la escuela, mediante la recomendación de adaptaciones, acomodaciones y equipo.

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes